Puentes antiguos en Puerto Rico: el legado de la época hispánica

Puentes antiguos en Puerto Rico, el legado de la época hispánica

Puentes antiguos en Puerto Rico: el legado de la época hispánica

Como parte de la herencia europea, los españoles llegaron a Puerto Rico con la destreza para construir edificios, carreteras, acueductos y puentes. Esa maestría dejó el legado cultural en toda América Latina, de ahí que hoy podamos apreciar magníficas construcciones anteriores a 1898 como testigos de una época.

De esas obras, además de las fortificaciones militares, los puentes son las estructuras que mayores motivos de asombro ofrecen. Estos, construidos durante el siglo XIX para el paso de carretas de bueyes y coches tirados por caballos, han resistido por más de un siglo el paso del tiempo y los fenómenos naturales, y aún así muchos de ellos son capaces de soportar todavía el enorme peso de los actuales medios de transporte.

Desde la época colonial española Puerto Rico ha ido entrelazando carreteras insulares de diversos órdenes con carreteras municipales hasta alcanzar hoy un enorme tejido de concreto y asfalto de manera tal que apenas se puede conseguir un área cuadrada de 5 o 6 millas que no esté bordeada o atravesada por una carretera.

A pesar de lo que muchas personas crean, la base primaria de esa red vial ya estaba trazada a mediados del siglo XIX, y algunas de las carreteras y puentes se habían terminado o iniciado para 1898. De hecho, aproximadamente la cuarta parte de los kilómetros de carretera pavimentada existentes para 1918 se habían hecho en los tiempos de la dominación española.

 

Puentes metálicos, a través de los años

Por falta de disponibilidad de metales en la isla, se importaban piezas listas para el ensamblaje desde talleres de fundición y laminado ubicados en el extranjero. Antes del 1898 se traían de Francia y Bélgica para ser instalados por contratistas locales. Ya en este siglo se comenzaron a traer desde Estados Unidos para ser ensamblados por compañías de ese mismo país. En los años ’30 se importaba el acero en piezas laminadas desde Estados Unidos y estas se cortaban, preparaban e instalaban localmente, especialmente por la Porto Rico Iron Works de Ponce.

Otro dato curioso es el uso casi exclusivo de puentes de hierro en contraste con puentes de fábrica a partir del 1869. El puente de hierro consume menos mano de obra a cambio de usar un material más caro. El uso tan generalizado de este tipo de estructura se asocia generalmente a países productores de hierro o con un grado de desarrollo tal que hay cierto capital, pero donde la mano de obra es relativamente cara y escasa.

 De acuerdo a diversas investigaciones, en Puerto Rico existían unos 22 puentes de carretera cuya construcción data de fechas anteriores a 1898, aquí te dejamos algunos de ellos:

  • Puente Número 3 de Río Piedras (1853)
  • Puente Número 4 – General Norzagaray (1855)
  • Puente Número 6 – Pontón La Concepción (1856)
  • Puente Número 173 – General Mendez Vigo (1862/1898)
  • Puente Número 379 – Marqués de la Serna (1869)
  • Puente Número 180 – Santo Domingo (1881)
  • Puente Número 1600 – Reyes Católicos (1892)
  • Puente Número 517 (1896) – Bos. Maguayo / Río Lajas, Dorado
  • Puente Número 150 – Chavier (1901) – Adjuntas
  • Puente Añasco Arriba – Ferroviario (ca.1905)

Leave a Reply