Rina Toledo: la voz y el magisterio

Rina Toledo: la voz y el magisterio

Rina Dolores Toledo González (San Juan, Puerto Rico, 1925 – 2011) Soprano lírica puertorriqueña que por décadas se dedicó a educar y dirigir las voces de los cantantes más reconocidos de la Isla.

Talentosa desde la cuna

Rina nació en un ambiente donde se amaba la poesía y la buena música, por ello a corta edad nació en ella también esa pasión. Con solo 10 años escribió un poemario prlogado por la doctora María Cadilla.

En Puerto Rico tomó clases de canto con el profesor Bartolomé Bover y al trasladarse a Estados Unidos cursó cuatro años de estudios en la Academia de Canto de Nueva York.

En diversos escenarios

Debutó en el Carnegie Hall en 1947  junto al barítono Carlos Ramírez. Por su talento fue contratada por la cadena radial estadounidense CBS, a lo que sucedió un contrato de exclusividad con NBC junto a Tomás Hayward y Robert Merryl, del Metropolitan Opera House.

Durante la II Guerra Mundial, Rina participaría en conciertos que auspiciaba una firma de pastas italianas. Sin embargo, al llegar a Panamá conoció al militar Griff Wagner, de quien se enamoró y con quien contraería nupcias a principios de la década de 1950.

De regreso a su tierra

De regreso a Puerto Rico se presentó en conciertos en la Universidad de Puerto Rico y en Pro Arte Musical en San Juan, Ponce y Mayagüez. Junto a la pianista Elsa Rivera Salgado fundó en 1954 el Círculo Operático, que entre sus funciones estuvo la de preparar artistas jóvenes para representaciones por radio y televisión. Producto de este esfuerzo fueron la presentación de “El barbero de Sevilla”, en el Teatro de la universidad.

Coincidiendo con el momento en que se inicia la industria televisiva en Puerto Rico, la artista se unió al cantante Tito Lara para crear el programa musical “Rina y Tito”, el cual se transmitió por el canal 4 de Wapa Televisión.

A principios de la década de 1970 fundó su Sexteto Lírico. Tras ajustes internos, el mismo se convirtió en un quinteto el cual ganó reconocimiento en los años difíciles de la recesión y la protesta. La artista y su colectivo grabaron para el sello Lozano el clásico discográfico “Cantándole a Borinquen” contando con Tony Abreu, Odalie Beauchamp, Clarissa Chapuseaux y Wildo Fuentes como integrantes iniciales. Ya en estampas posteriores, el Quinteto contó con la participación de artistas como Dagmar Rivera y Marilyn Pupo.

La exitosa producción de Rina y su Quinteto se sumó a otras grabaciones discográficas en las que ya había intervenido como “La música de Rafael Hernández”, del Banco Popular (1965), y “Danzas Puertorriqueñas Antología #11”, del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). De hecho, su participación en el programa especial que marcó el lanzamiento de la obra de Rafael se produjo gracias a su reconocida afinidad con el compositor.

Rina incursionó como cantautora legando temas musicales, mayormente relacionados al Puerto Rico que ella amaba. Así fue autora de danzas como “Nostalgia” y “Trigueña”, así como “Otoño”, composición que realizó dedicada a su compañero cantante y amigo, Tito Lara.

Rina, la profesora de canto

Por más de 50 años, Rina Toledo ejerció labores como profesora de canto, y esta es quizás uno de sus más importantes legados. Ella entendía que el artista nace con la esencia y lo que había que hacer era desarrollar el talento. De esta forma entrenó las voces de primeras figuras del canto popular de diversas épocas como Carmita Jiménez, Lucy Fabery, Chucho Avellanet, Domingo Quiñones, Nydia Caro, Lourdes Robles, Las Caribelles y Clarissa Chapuseaux, y José Juan Tañón. Del mismo modo tuvo como alumnos figuras del bel canto como Rafael Torrens y Olga Iglesias, y figuras del campo histriónico como la recordada Awilda Carbia y la actriz Sara Jarque.

Leave a Reply