Conoce el legado de Don Tommy Muñiz en Puerto Rico

Conoce el legado de Don Tommy Muñiz en Puerto Rico

Por: Valeria Angelies Alicea Guzmán

Un impresionante patrimonio en la radio, la televisión, el deporte y el empresarismo distinguen a don Lucas Tomás Muñiz Ramírez, quien el 4 de febrero de 2022 cumpliría 100 años. 

Para muchos, el legado de Tommy Muñiz es esencial en la historia de las producciones que enaltecen a la isla de Puerto Rico debido a sus múltiples capacidades como visionario y emprendedor. Te invitamos a conocer más de su legado.

Su participación en la televisión no se limitaba a conducir y animar programas, sino que llegó a ser propietario del Canal 7, que luego lo llamó Teleluz en honor a su esposa, y Radio Luz. Uno de los momentos en el que Teleluz obtuvo más popularidad fue durante la transmisión de las vistas senatoriales del caso del Cerro Maravilla. La investigación del asesinato de los jóvenes Carolos Soto Arriví y Arnaldo Darío Rosado acaparó la atención de los televidentes puertorriqueños y provocó que se suspendieran otros programas durante las semanas en las que se transmitieron las vistas. Como resultado, el canal obtuvo audiencia y exclusividad. Sin embargo, en 1985 vendió la estación televisiva. 

Galardones

La actuación figuró como una de las facetas de Don Tommy Muñiz. Entre los galardones se destaca su participación en el único filme puertorriqueño en ser nominado a un Oscar, “Lo que le pasó a Santiago”. En 1990, la película fue nominada a la categoría mejor película extranjera. Además, trabajó en el filme “Crazy from the Heart”, junto a Rubén Blades y Christine Lahti. El trabajo de Muñiz llegó hasta Nueva York, quien hizo teatro en la ciudad junto a su amigo, José Miguel Agrelot. 

Cabe resaltar que el mundo de las comunicaciones no fue el único espacio de éxito para Tommy Muñiz. El talentoso productor se adentró en el campo hotelero y gastronómico al establecer La Campana, un restaurante y hotel en Cayey. Asimismo, siempre mostró su amor e interés por los animales al fundar una tienda de mascotas en San Juan y un zoológico en Carolina. 

Exitosos criador de purasangres nativos

Además de tener interés en la radio y la televisión, Muñiz fue entusiasta del deporte hípico. La afición por los caballos lo llevó a ser uno de los más exitosos criadores de purasangres nativos de la historia del hipismo en Puerto Rico. A finales de la década de los 70, estableció la Hacienda Don Tomás que se convirtió en uno de los mejores potreros de la época. La pasión por el deporte lo llevó a que, en 1986, fuera exaltado al Salón de la Fama del Hipismo Puertorriqueño. La Hacienda Don Tomás logró, en total, 25 productos ganadores clásicos.  Entre los ganadores se destacaron Hurly Road, Brígido, Guaybanex, Boy Viner, Rafaelito, Aloha, Apóstol, Destroyer, El Rey, Fortuna Moral, Terry G. y Carmen C.

Personajes inolvidables

Entre los personajes, dio vida a Tadeo, representación de un jíbaro que salió de la zona rural hacia la zona urbana. Las creaciones del gran Tommy Muñiz se destacaron por la frescura y el constante intento por contar historias de la forma más realista posible. No obstante, en el éxito radial no solo influyó la genialidad del productor. Una de las guionistas que colaboró con Muñiz fue la puertorriqueña Sylvia Rexach, quien también fue poeta y escritora de boleros. 

Programas para la familia boricua

Los cambios no solo se reflejaron en el quehacer económico de los puertorriqueños. La llegada de la televisión significó un gran reto para el multifacético Tommy Muñiz, pues no simpatizaba con la nueva tecnología. Para 1954, la televisión llegó a la isla y eventualmente Muñiz pasó de resistirse a la tecnología a ser un ícono de la televisión puertorriqueña. El comediante, actor y guionista fue el primero en tener un programa de entrevistas con “El Show de Tommy”. También fue pionero en producir un programa de música típica con “Borinquen Canta”. Otros programas que se popularizaron fueron “Los García”, “El Show de Tommy”, “El Colegio de la Alegría”, “Esto no tiene nombre” y “La criada malcriada”.

Cabe resaltar que el mundo de las comunicaciones no fue el único espacio de éxito para Tommy Muñiz. El talentoso productor se adentró en el campo hotelero y gastronómico al establecer La Campana, un restaurante y hotel en Cayey. Asimismo, siempre mostró su amor e interés por los animales al fundar una tienda de mascotas en San Juan y un zoológico en Carolina. 

Además de tener interés en la radio y la televisión, Muñiz fue entusiasta del deporte hípico. La afición por los caballos lo llevó a ser uno de los más exitosos criadores de purasangres nativos de la historia del hipismo en Puerto Rico. A finales de la década de los 70, estableció la Hacienda Don Tomás que se convirtió en uno de los mejores potreros de la época. La pasión por el deporte lo llevó a que, en 1986, fuera exaltado al Salón de la Fama del Hipismo Puertorriqueño. La Hacienda Don Tomás logró, en total, 25 productos ganadores clásicos.  Entre los ganadores se destacaron Hurly Road, Brígido, Guaybanex, Boy Viner, Rafaelito, Aloha, Apóstol, Destroyer, El Rey, Fortuna Moral, Terry G. y Carmen C.

Fuentes: Primera Hora, Libro: ¡Juan,Juan,Juan! Crónicas de la televisión en tiempos de Don Tommy

Leave a Reply